Señaletica Talleres

Señaletica Talleres textiles

señales de proteccion

Especificaciones

Señaletica Talleres

Nuestras señales textiles sólo suministran información sobre el riesgo. Permite identificar los peligros y disminuir los riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores que resultan peligrosos por el solo hecho de ser desconocidos. La señalización textil en sí, no protege, sólo previene daños, actuando sobre la conducta humana. Para que la señalitica textil sea eficaz debe:
• Atraer la atención de quien la recibe y provocar su respuesta inmediata.
• Dar a conocer el peligro de forma clara, con una única interpretación y con la suficiente antelación.
• Informar sobre la forma de actuar en cada caso concreto, por lo que deberá ser conocida de antemano.
• Que sea posible realmente su cumplimiento.
El empresario, cuando así se haga necesario, deberá dotar a los lugares de trabajo de la señalización de seguridad precisa en función del tipo de riesgo y cumplir con el deber de formación, información, consulta y participación de los trabajadores en relación a las mismas. Nosotros les proporcionamos estas informaciones con señales textiles para una mejor adecuación y facilidad de indicaciones.
Las señales de seguridad suministran una indicación relativa a la seguridad de personas y/o bienes. En los centros de trabajo se podrán utilizar diferentes tipos de señalización dependiendo del sentido que deba ser estimulado (óptica, acústica, olfativa y táctil) y pueden ser de prohibición, de advertencia, de obligación, de salvamento o socorro, indicativa, en forma de panel o señal, adicional, luminosa, acústica, verbal o gestual.
Cuando los trabajadores a los que se dirige la señalización tengan la capacidad visual o auditiva limitada, deberán tomarse las medidas suplementarias o de sustitución necesarias.
Las vías de circulación de vehículos deberían estar delimitadas con claridad mediante franjas continuas de un color bien visible, preferentemente blanco o amarillo. Los diferentes tipos de señalización deberán ser limpiados, mantenidos y verificados regularmente, y reparados o sustituidos cuando sea necesario